RECUBRIMIENTO CONDUCTIVO Y DISIPATIVO

Según la norma ANSI/ESD S20-20-2014 se considera un recubrimiento como CONDUCTIVO, cuando pose un rango de conductividad de 1.0 X 104 a 1.0 X 106 ohms y DISIPATIVO cuando el rango es de 1.0 X 106 a 1.0 X 109 ohms. Cada área por cubrir debe ser evaluada, considerando no solo el entorno, si no, el proceso y las especificaciones para proteger los ítems o reducir riesgos según sea el caso.

Los pisos conductivos y dispativos están diseñados para ser aplicados como un recubrimiento sobre superficies de concreto. Funcionan como una capa protectora del piso con propiedades de control estático, mejora la resistencia y lo reviste con un acabado estético. Se instalan en áreas que requieren evitar la generación de chispa, así como el control y la igualación de potencial eléctrico, sobre todo en lugares con elementos que representen un riesgo de incendio y explosión o fallos por descargas, como en laboratorios, cuartos de residuos, almacenes, áreas de ensamble o fabricación, entre otros. Además, un buen piso conductivo o disipativo, debe ser anti-triboeléctrico, es decir, que no genera cargas eléctricas por fricción.

Recubrimiento Conductivo y Disipativo3

Galería

Nuestros Clientes

Nuestros Clientes